El retraso en el tratamiento empírico …

El retraso en el tratamiento empírico ...

Abstracto

MATERIALES Y MÉTODOS

Estudio de ubicación y los pacientes.

Diseño del estudio y la recopilación de datos.

Definiciones.

técnica de cultivo de sangre.

Análisis estadístico.

RESULTADOS

Los pacientes.

Un total de 157 pacientes consecutivos con Candida Se evaluaron las infecciones del torrente sanguíneo. Ningún paciente con una Candida infección del torrente sanguíneo se excluyó de la evaluación durante este período de estudio. La edad media de los pacientes fue de 56,0 años 16,7 (rango, 19 a 97 años), y la media de puntuación APACHE II fue de 13,9 5,7 (rango, 3 a 29). Hubo 79 (50,3%) hombres y 78 (49,7%) mujeres; 34 (21,7%) pacientes fueron neutropenia, 36 (22,9%) habían sido sometidos a cirugía abdominal o cardiotorácica, 31 (19,7%) habían recibido un trasplante de órgano, y 83 (52,9%) tenían una neoplasia subyacente (tabla (Tabla 1 1).

Características de los pacientes con cultivo positivo

Características de los pacientes de acuerdo con la mortalidad hospitalaria.

Cincuenta (31,8%) pacientes murieron durante la hospitalización. La tasa de mortalidad de 30 días para este grupo de pacientes hospitalizados también fue 31,8%. no supervivientes del hospital fueron estadísticamente más probable que los supervivientes hospital para que la neutropenia, hipotensión y baja la temperatura corporal en el momento en que las muestras de sangre positivos iniciales para los cultivos se dibujan; mayor puntuación APACHE II; y los valores de creatinina sérica mayores cuando las muestras de sangre positivos para el cultivo se extrajeron inicialmente y 72 h más tarde (tabla (Tabla 1). 1). Además, no supervivientes del hospital más a menudo se requieren vasopresores, tuvieron más días de ventilación mecánica, y las longitudes de unidad de cuidados intensivos más largos de estancia antes de la identificación de un positivo Candida hemocultivo que los supervivientes (tabla (Tabla2 2).

Procesos de atención médica para los pacientes con cultivo positivo

aislados fúngicos y las características del tratamiento antimicrobiano.

Candida albicans fue el aislado fúngico con mayor frecuencia de la hemocultivos (tabla (Tabla 3). 3). Seis (3,8%) pacientes tuvieron dos especies de hongos aislados de sus cultivos de sangre. La mortalidad hospitalaria fue similar en los pacientes con Candida albicans aislado a partir de un cultivo de sangre y los pacientes con la noCandida albicans especies aisladas a partir de un cultivo de sangre (28,6% frente a 35,6%; PAG 0,345). Sólo cinco pacientes fueron tratados con tratamiento antifúngico adecuado en el momento en que se recogieron las muestras de sangre para cultivo. Ciento treinta y cuatro pacientes tenían tratamiento antifúngico empírico se inició después de que se conocieran los resultados de los cultivos de hongos. Entre estos 134 pacientes, 4 recibieron tratamiento empírico con un agente para que el aislado fúngico se presume que es resistente.

Hongos aislados de hemocultivos

Relación entre la mortalidad hospitalaria y el tiempo de tratamiento antifúngico. El momento de la terapia antifúngica se determinó que era desde el momento en que la primera muestra de sangre para cultivo positivo para hongos se sintió atraído por el tiempo cuando el tratamiento antifúngico .

Veintitrés (14,6%) pacientes recibieron al menos una dosis de tratamiento antifúngico adecuado empírica antes de la notificación de un positivo Candida resultado del cultivo de sangre. La tasa de mortalidad hospitalaria de estos pacientes fue menor, pero sin diferencia estadísticamente significativa, a las de los pacientes que recibieron tratamiento antifúngico apropiado después de la notificación de un resultado hemocultivos positivos (21,7% frente a 33,6%; PAG 0,260). No hubo diferencia estadísticamente significativa en las puntuaciones APACHE II entre los pacientes que recibieron al menos una dosis del tratamiento antifúngico adecuado empírica antes de la notificación de un positivo Candida resultado del cultivo de sangre y los pacientes que reciben tratamiento antifúngico apropiado después de la notificación de un resultado hemocultivos positivos (14,9 frente a 13,8 5,6 5,7; PAG 0,375).

Un análisis similar se llevó a cabo para los pacientes identificados como teniendo Candida albicans. Candida parapsilosis. o Candida tropicalis aislados de sus cultivos de sangre (norte 130). Esto se hizo, ya que estos aislamientos son generalmente susceptibles a fluconazol, eliminando la influencia potencial de resistencia a fluconazol en otras cepas de Candida. Se encontró de nuevo la mortalidad hospitalaria a ser menor para los pacientes que reciben tratamiento antifúngico dentro de las 12 h de una muestra de sangre positivo para la cultura dibujado (14,3% frente a 31,7%; PAG 0,437).

El análisis multivariable.

El análisis multivariado de factores de riesgo independientes de mortalidad hospitalaria un

DISCUSIÓN

Los estudios que han evaluado el tratamiento inicial no apropiado para las infecciones del torrente sanguíneo sugieren que la causa más común de tratamiento inadecuado para infecciones del torrente sanguíneo por hongos es la omisión de tratamiento empírico inicial (11. 12). Un problema importante prevenir el reconocimiento temprano y el tratamiento de infecciones del torrente sanguíneo por hongos es la falta de hallazgos clínicos específicos que sugieren este diagnóstico. La mayoría de los autores recomiendan el uso de factores de riesgo clínicos para identificar a los pacientes en mayor riesgo de infección del torrente sanguíneo por hongos (21. 30. 42). Estos factores de riesgo se pueden utilizar para identificar a los pacientes que pueden beneficiarse de un tratamiento empírico para la infección del torrente sanguíneo por hongos en el contexto clínico apropiado. Además, la presencia de tratamiento antifúngico antes, especialmente con fluconazol, puede identificar pacientes que potencialmente beneficiarse del tratamiento empírico con agentes antifúngicos alternativos hasta que los resultados de los cultivos de sangre estén disponibles (9. 35). Otro enfoque es considerar el uso del tratamiento antimicótico profiláctico en pacientes de alto riesgo con el fin de reducir la incidencia de infecciones del torrente sanguíneo por hongos (7. 22). Por desgracia, este enfoque todavía no aborda directamente el problema de los retrasos en el tratamiento, cuando finalmente se producen infecciones del torrente sanguíneo por hongos.

El diagnóstico más rápido de Candida infección del torrente sanguíneo puede ser el método óptimo para evitar demoras en el tratamiento de este importante infección. PCR es un método que ha sido evaluado para identificar más rápidamente la presencia de Candida especies, así como otros microorganismos, a partir de muestras clínicas, incluyendo sangre, líquido cefalorraquídeo, y muestras de biopsia de tejido (23). la identificación basada en la proteómica de la novela Candida antígenos para el diagnóstico de la candidiasis sistémica ofrece un enfoque potencial alternativa a la más rápida diagnóstico de esta infección (31). Se necesitan estudios clínicos futuros para determinar las características de funcionamiento generales de estas técnicas de diagnóstico y si el diagnóstico molecular pueden ser desarrollados para ser utilizados de manera rentable en el ámbito de laboratorio clínico.

Expresiones de gratitud

Referencias

2. Beck-Sague, C. M. W. R. Jarvis, y el Sistema Nacional de Vigilancia de Infecciones Nosocomiales. 1993. Las tendencias seculares en la epidemiología de las infecciones nosocomiales por hongos en los Estados Unidos. J. Infect. Dis. 167 : 1247-1251. [PubMed]

3. Blumberg, H. M. W. R. Jarvis, J. M. Soucie, J. E. Edwards, J. E. Patterson, M. A. Pfaller, M. S. Rangel-Frausto, M. G. Rinaldi, L. Saiman, R. T. Wiblin, R. P. Wenzel, y Epidemiología Nacional de micosis Encuesta (NEMIS) Grupo de Estudio. 2001. Los factores de riesgo para infecciones del torrente sanguíneo por Candida en pacientes de cuidados intensivos quirúrgicos: estudio prospectivo multicéntrico NEMIS. Clin. Infectar. Dis. 33 : 177-186. [PubMed]

4. Bross, J. G. H. Talbot, G. Maislin, S. Jurwitz, y B. L. Strom. 1989. Los factores de riesgo para candidemia nosocomial: un estudio de casos y controles. A.m. J. Med. 87 : 614-620. [PubMed]

5. Concato, J. A. R. Feinstein, y T. R. Holford. 1993. El riesgo de determinar el riesgo con los modelos multivariados. Ana. Interno. Medicina. 118 : 201-210. [PubMed]

6. Dhainaut, J. F. P. F. Laterre, S. P. LaRosa, H. Levy, G. E. Garber, D. Heiselman, G. T. Kinasewitz, R. B. Luz, P. Morris, R. Schein, J. P. Sollet, B. M. Bates, B. G. Utterback, y D. Maki. 2003. El comité de evaluación clínica en un gran ensayo multicéntrico de fase 3 de la drotrecogina alfa (activada) en pacientes con sepsis grave (PROWESS): papel, metodología y resultados. Crit. Care Med. 31 : 2291-2301. [PubMed]

7. Eggimann, P. P. Francioli, J. Bille, R. Schneider, M. M. Wu, G. Chapuis, R. Chiolero, A. Pannatier, J. Schilling, S. Geroulanos, M. P. Glauser, y T. Calandra. 1999. El fluconazol profilaxis previene la candidiasis intraabdominal en pacientes de alto riesgo quirúrgico. Crit. Care Med. 27 : 1066-1072. [PubMed]

10. Harbarth, S. J. Garbino, J. Pugin, J. A. Romand, D. Lew, y D. Pittet. 2003. inadecuado tratamiento antimicrobiano inicial y su efecto sobre la supervivencia en un ensayo clínico de terapia inmunomoduladora para la sepsis grave. A.m. J. Med. 115 : 529-535. [PubMed]

11. Harbarth, S. K. Ferriere, S. Hugonnet, B. Ricou, P. Sutter, y D. Pittet. 2002. Epidemiología y determinantes pronósticos de infecciones del torrente sanguíneo en cuidados intensivos quirúrgicos. Arco. Surg. 137 : 1353-1359. [PubMed]

13. Ibrahim, H. E. S. Ward, G. Sherman, R. Schaiff, y V. J. Fraser, M. H. Kollef. 2001. La experiencia con una guía clínica para el tratamiento de la neumonía asociada al ventilador. Crit. Care Med. 29 : 1109-1115. [PubMed]

15. Knaus, W. A. ​​E. A. Draper, D. P. Wagner, y J. E. Zimmerman. 1985. APACHE II: una gravedad de sistema de clasificación de la enfermedad. Crit. Care Med. 13 : 818-829. [PubMed]

18. Kollef, M. H. y V. J. Fraser. 2001. La resistencia a antibióticos en la unidad de cuidados intensivos. Ana. Interno. Medicina. 134 : 298-314. [PubMed]

19. Kollef, M. H. G. Sherman, S. Ward, y V. J. Fraser. 1999. tratamiento antimicrobiano inadecuado de las infecciones: un factor de riesgo para la mortalidad hospitalaria de los pacientes en estado crítico. 115 pecho : 462-474. [PubMed]

21. Kullberg, B. y A. J. M. Oude Lashof. 2002. Epidemiología de las micosis invasoras oportunistas. EUR. J. Med. Res. 7 : 183-191. [PubMed]

22. Lipsett, P. A. 2004. Los ensayos clínicos de profilaxis antifúngica en pacientes en unidades de cuidados intensivos quirúrgicos: conceptos y consideraciones. Clin. Infectar. Dis. 39 (Suppl. 4): S193-S199. [PubMed]

25. Mora-Duarte, J. R. Betts, C. Rotstein, L. A. Colombo, L. Thromson-Moya, J. Smietana, R. Lupinacci, C. Sable, N. Kartsonis, J. perfecto, y caspofungina candidiasis invasiva Grupo de Estudio. 2002. Comparación de caspofungina y anfotericina B para la candidiasis invasiva. N. Engl. J. Med. 347 : 2020-2029. [PubMed]

26. Osmon, S. S. Ward, V. J. Fraser, M. y H. Kollef. 2004. La mortalidad hospitalaria para los pacientes con bacteriemia por Staphylococcus aureus o aeruginosa Pseudomonas. 125 pecho : 607-616. [PubMed]

27. Perea, S. y T. F. Patterson. 2002. resistencia antifúngica en los hongos patógenos. Clin. Infectar. Dis. 35 : 1073-1080. [PubMed]

31. Pitarch, A. J. Abian, M. Carrascal, M. Sánchez, C. Nombela, y C. Gil. 2004. basados ​​en proteómica identificación de nuevos antígenos de Candida albicans para el diagnóstico de la candidiasis sistémica en pacientes con neoplasias hematológicas subyacentes. proteómica 4 : 3.084-3.106. [PubMed]

32. Rello, J. M. Gallego, D. Mariscal, R. Sonora, y J. Valles. 1997. El valor de la investigación microbiana rutinaria en la neumonía asociada al ventilador. A.m. J. Respir. Crit. Care Med. 156 : 196-200. [PubMed]

33. Richet, H. M. A. Andremont, C. Tancrede, J. L. Pico, y W. R. Jarvis. 1991. Los factores de riesgo para candidemia en pacientes con leucemia linfocítica aguda. Rev. Infect. Dis. 13 : 211-215. [PubMed]

34. Schwartz, R. S. F. R. Mackintosh, S. L. Schrier, y P. L. Greenberg. 1984. El análisis multivariante de los factores asociados con la enfermedad fúngica invasiva durante la terapia de inducción de la remisión de la leucemia mielógena aguda. El cáncer 53 : 411-419. [PubMed]

36. Takakura, S. N. Fujihara, T. Saito, T. Kudo, A. Iimu, Y. Ichiyama, y ​​Japón invasiva Micosis Vigilancia Grupo de Estudio. 2004. Los factores clínicos asociados con la resistencia a fluconazol y la supervivencia a corto plazo en pacientes con Candida infección del torrente sanguíneo. EUR. J. Clin. Microbiol. Infectar. Dis. 23 : 380-388. [PubMed]

37. Vásquez, J. A. V. Sánchez, C. Dmochowski, L. M. Dembry, J. D. Sobel, J. y M. Zervos. 1993. adquisición nosocomial de Candida albicans. un estudio epidemiológico. J. Infect. Dis. 168 : 195-201. [PubMed]

40. Wey, S. B. M. Mori, M. A. Pfaller, R. F. Woolson, y R. P. Wenzel. 1989. Los factores de riesgo para candidemia nosocomial. Arco. Interno. Medicina. 149 : 2349-2353. [PubMed]

41. Wiley, J. M. N. Smith, G. B. Leventhal, M. L. Graham, L. C. Strauss, C. A. Hurwitz, J. Modlin, D. Mellits, R. Baumgardner, B. J. Corben, y C. I. Civin. 1990. La enfermedad invasora por hongos en la leucemia aguda pediátrica con fiebre y neutropenia durante la quimioterapia de inducción: un análisis multivariante de factores de riesgo. J. Clin. Oncol. 8 : 280-286. [PubMed]

42. Wisplinghoff, H. Bischoff T., S. M. Tallent, H. Seifert, R. P. Wenzel, B. y M. Edmond. 2004. Las infecciones nosocomiales en hospitales de Estados Unidos: análisis de 24,179 casos de un estudio prospectivo de vigilancia en todo el país. Clin. Infectar. Dis. 39 : 309-317. [PubMed]

Se proporcionan artículos de Agentes Antimicrobianos y Quimioterapia aquí por cortesía de Sociedad Americana de Microbiología (ASM)

PUESTOS RELACIONADOS

También te podría gustar...